Observador Ciudadano Tu pagina de inicio


La Obesidad: Una peligrosa enfermedad

Por  Abigail Bello Gallardo.

“Hay que comer y beber con tal moderación que nuestras fuerzas se reestructuren, y no que se sobrecarguen”. Cicerón.
 “La glotonería mata más que la espada”. Proverbio  inglés.
“Hay que comer para vivir, no vivir para comer”. Moliére.

Antes se pensaba que quien estaba gordito, ya fuera niño, adolescente o adulto, era una persona saludable y llena de vida. Ahora, gracias a los  adelantos de la ciencia, a las investigaciones y a la experiencia médica, se sabe que la Obesidad es una enfermedad crónica (o sea que es de larga duración) que predispone a enfermedades  como la Diabetes Mellitus, la elevación de colesterol y triglicéridos en la sangre, enfermedades del corazón, de las articulaciones; várices en diferentes partes del cuerpo (sobre todo en las piernas), elevación de la presión arterial, enfermedades graves de los pulmones (tromboembolia pulmonar), cálculos en la vesícula (colelitiasis),  elevación del ácido úrico en la sangre (hiperuricemia), y enfermedades en el hígado (esteatosis hepática); entre muchas otras.
Además la Obesidad puede causar baja autoestima y depresión en sus diferentes grados (incluído el suicidio), por diferentes razones, entre ellas la discriminación. También esta enfermedad puede ser causante de la anorexia, la bulimia y otros trastornos mentales. 
Aunque la mayoría de personas no lo piense así, la Obesidad es un serio problema de Salud Pública en nuestro Estado (Veracruz) y en nuestro país (México).
De acuerdo a la Agrupación Internacional OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en Obesidad. Según el INEGI (Instituto Nacional de Estadísticas, Geografía e Informática) en México somos más de 112 millones de habitantes. En el 2010, la Secretaría de Salud de nuestro país, confirmó que más del 65 % de la población tiene sobrepeso (esto es más de 72 millones de personas) y también aseguró que más del 25 % de la población padece franca Obesidad (o sea, más de 28 millones de mexicanos).

La Obesidad es la máxima expresión del Sobrepeso, por exceso de grasa en el cuerpo. Hago la aclaración porque hay personas que tienen sobrepeso por exceso de masa muscular, por alguna enfermedad que le predisponga a retener líquidos o por tener grandes tumores en su cuerpo y por otras causas.

Quiero puntualizar que no es lo mismo tener sobrepeso que ser obeso. Una persona presenta sobrepeso cuando su peso se encuentra un 10 % por encima de su peso normal. En la obesidad, su peso se encuentra un 20% por arriba  de su peso normal. El Nutriólogo  o su Médico de confianza puede decirle si tiene o nó sobrepeso y cuál debe ser su peso ideal. Las consideraciones al respecto, de sus amigas (os), padres y demás seres queridos deben ser desestimadas.   
El sobrepeso es la antesala de la obesidad por ello debemos evitarlo.

Las complicaciones de la Obesidad tienen llenas de pacientes las salas de hospitales de todo el país, con enfermedades graves, dolorosas, prolongadas y costosas.

Esta terrible enfermedad desgraciadamente ha alcanzado a nuestros niños. La Encuesta Nacional de Salud  (2006) descubrió que  casi el 20%  por ciento de los niños en México padecen Obesidad (o sea más de 22 millones de niños) y hasta un 40%, la presentan los adolescentes (que son más de 43 millones de jóvenes). Estos niños y adolescentes, pueden sufrir también todas las enfermedades que produce la obesidad. 

La Obesidad tiene muchas causas, entre ellas están las genéticas. Otras causas están asociadas a otros factores neuroendocrinos como el Hipotiroidismo grave, Síndrome de Cushing y la deficiencia de la Hormona de Crecimiento, entre otros muchos otros síndromes. Otra causa de Obesidad por una descompensación hormonal, puede ser la Menopausia.
La ingesta de algunos medicamentos también puede ser causa de Obesidad, por ejemplo: los que contienen hormonas sexuales como algunas pastillas anticonceptivas, determinados tratamientos para la depresión, unos medicamentos para tratar los quistes de útero y ovarios; ciertos fármacos antiinflamatorios (corticoesteroides) que se utilizan para el reumatismo, algunos tratamientos para el asma bronquial y para enfermedades de la piel, entre otros.
Otra causa de la obesidad es el sedentarismo o sea la falta de actividad física. El cuerpo humano está diseñado para estar en constante movimiento, por eso el ocio y actividades como ver por largas horas la televisión, chatear o  practicar videojuegos, nos ha traído extensa lista de graves consecuencias a nuestra salud. Empeorada a últimas fechas por la falta de una rutina diaria de ejercicio como la natación, los aerobics, el fútbol, el beisbol, la caminata deportiva, el atletismo, el baile, el ciclismo, etc.
También es causa de obesidad, la exagerada ingesta de calorías contenidas en los alimentos; especialmente en los que contienen harinas como las galletas, los pasteles, el pan, etc. Otros alimentos que pueden producir sobrepeso y obesidad al abusar de su ingesta son: el azúcar y las grasas, tanto las grasas animales como las vegetales; ejemplo de alimentos con grasa animal: la manteca de cerdo, la mantequilla, la crema, el tocino, entre otros; y alimentos con grasas vegetales: el aceite para cocinar (excesivo uso de éste para cocinar garnachas, frituras); la ingesta exagerada de chocolates, cacahuates, nueces, almendras; así como la ingerir de manera cotidiana  cerveza y licor, entre otros.

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública (de México), puede predisponer a un bebé, a la Obesidad: el tener por lo menos uno de los dos padres que sea obeso, tener madre diabética o darle alimentos no autorizados por el médico al bebé antes de los seis meses de edad (esas famosas probaditas de alimentos que no son leche ya sea materna, de fórmula o entera), entre otros malos hábitos.         
 A los niños en edad escolar puede predisponerlos a la Obesidad: Practicar  videojuegos, entretenerse con largas horas con la computadora o ver televisión, sin realizar actividades físicas o practicar de deportes. También  puede predisponerlos a la obesidad: Tener largos periodos de ayuno y después en consecuencia comer demasiado, comer habitualmente alimentos con mucha grasa, azúcar y harinas (incluídos aquí los alimentos chatarra), comer poca cantidad de verduras, vegetales y alimentos que tienen fibra, tomar refrescos en lugar de agua natural o agua de fruta de estación.
La Obesidad debe tratarse de preferencia de manera integral bajo la vigilancia de: un Nutriólogo, un Médico Endocrinólogo, un Médico Especialista en Medicina Física y Rehabilitación, de un Profesional en algún deporte y de un Psicólogo o Psicoterapeuta. Sin embargo, por lo menos se recomienda que sea el Nutriólogo, el profesionista  indispensable para tratar esta enfermedad. El proceso de reducción de peso y talla debe ser lento y progresivo para evitar sufrir enfermedades graves a consecuencia de un mal tratamiento.
Mi recomendación personal es que si nuestro trabajo diario requiere poca actividad física, debemos comer poco, o comer mucho pero sólo alimentos que tienen pocas calorías como la fruta, la verdura, la carne sin grasa, y comer pocos alimentos que tienen muchas calorías (ya mencionamos algunos pero para mayor información, en cualquier sitio de Internet de Nutrición, puede investigar cuáles son estos alimentos hipercalóricos).
Debemos tomar por lo menos un litro de agua al día, evitando comer cotidianamente comida chatarra, refrescos, pasteles y las cenas con alto contenido calórico como las garnachas, los tamales, las tortas, las pizzas, etc. Y si lo hacemos, que no sea más de una vez a la semana. La cena siempre debe ser a base de alimentos bajos en calorías, como la fruta,  la verdura y pocos cereales.
Sin embargo, si nuestras actividades cotidianas nos obligan a estar en constante movimiento y hacemos deporte moderado diariamente, debemos comer alimentos con cantidades suficientes en calorías y en nutrientes; y aún así cenar sólo fruta y/o  verduras; a menos que nuestro director de entrenamiento físico de alto rendimiento, indique lo contrario.
También recomiendo hacer por lo menos cinco comidas al día, en cantidad moderada y que sea nutritiva. Con esto quiero decir: Tomar el desayuno, un pequeño almuerzo, la comida, la merienda  y  una pequeña cena. La finalidad es que cada vez que coma, no tenga mucha hambre para que coma moderadamente, sin sufrir. Por favor, pregunte a su Nutriólogo, los alimentos que para cada fase de las comidas puede ingerir, verá que es muy fácil y sencillo.
Recordemos que uno de los malos hábitos que más nos hacer subir de peso es tener largas horas de ayuno y luego devorar indiscriminadamente todo alimento que se nos presente, aunque no sea nutritivo. Si aún así, haciendo todas esas comidas al día, siente hambre, coma entre comidas pepinos, lechuga, amaranto, jícama u otras frutas bajas en calorías, y no pan o galletas, ni siquiera si son integrales.
Es incorrecto eliminar de nuestra dieta los alimentos hipocalóricos como el pan, las tortillas, los chicharrones de res o de cerdo o los postres, ya que nuestra dieta debe ser integral pero de ninguna manera debemos permitir que estos alimentos sean la base de nuestra comida.
De preferencia no deben ingerirse alimentos enlatados o industrializados, por el contrario, se deben comer alimentos frescos, cocinados en casa porque son mucho más sanos y económicos.
También recomiendo tener una rutina deportiva diaria o practicar cualquier deporte, mínimo tres veces a la semana, por lo menos treinta minutos al día; de acuerdo a nuestra edad, sexo y estado de salud (previa asesoría de un profesional o
instructor deportivo).
Si se piensa bien, este tiempo (treinta minutos) se ocupa diariamente en ver algún programa de televisión o en alguna actividad similar… Y si nos lo proponemos ¡Hasta se podríamos hacer ejercicio al mismo tiempo!

Nuestro cuerpo es el que nos ayuda a cumplir cada día todos nuestros objetivos y tareas, cuidémoslo y respetémoslo.
Me despido con la siguiente frase del Ilustre Filósofo y Maestro griego Epicuro, que recomendó:
“Goza inteligentemente de los placeres de la mesa”.










Observador Ciudadano Tu pagina de inicio

¿Cómo afectan las emociones nuestra Salud?

Por Abigail Bello Gallardo




“El que conoce a los demás es sabio. El que se conoce a sí mismo está iluminado”. Lao Tsé.



Desde que somos niños escuchamos que nuestras abuelas les decían a nuestros padres, “no te enojes, no te preocupes tanto… eso te va a hacer daño”. Cuando fuimos creciendo llegamos a pensar que esas palabras eran un mito o una creencia de personas desinformadas. Sin embargo, actualmente tenemos información científica que apoyan estos sabios comentarios.

El Psicólogo Robert Ader realizó un estudio en la Facultad de Medicina y Odontología de Rochester en donde descubrió que el Sistema Nervioso es importantísimo para el Sistema Inmunológico (o de defensa del cuerpo), y que ambos se relacionan profundamente haciendo que la mente, las emociones y el cuerpo, estén íntimamente comunicados. También se descubrió que las emociones negativas como la ira, la depresión, la ansiedad y el estrés tienen importancia médica, ya que mientras se padecen, se liberan una hormonas y otras sustancias llamadas catecolaminas (epinefrina, norepinefrina, también llamadas adrenalina y noradrenalina) cortisol, prolactina, beta endorfinas y encefalina, y que entre más tiempo se secretan éstas en el organismo, más se deteriora la función del aparato inmunológico y entonces el organismo es más susceptible de enfermarse. Aunque se ha insistido en que estos temas deben seguir siendo estudiados.

En otro estudio se descubrió que estar expuesto a la ansiedad crónica, prolongados períodos de tristeza y pesimismo, tensión continua, hostilidad, cinismo o desconfianza incesante, trae doble riesgo de contraer enfermedades como: Asma, artritis, dolores de cabeza, úlceras pépticas, y problemas cardíacos y por eso estas emociones negativas, son una importante amenaza para la salud.

En otro estudio realizado en la Facultad de Medicina de Stamford, se descubrió que la ira parece ser la emoción que más afecta al corazón, ya que disminuye la eficacia de bombeo de éste. Por supuesto que no es sólo el factor de la ira el que puede provocar un infarto, sólo que es uno de los factores que definitivamente, lo predisponen.

Sin embargo, también se descubrió que es la hostilidad la emoción que más pone en situación de riesgo a la gente: esto incluye ser tratado con desconfianza, con cinismo, comentarios despectivos y con ataques de ira.

La ansiedad es la perturbación emocional provocada por las presiones diarias de la vida y que se puede traducir en la preocupación por las cosas que nos podrían pasar y que hasta ese momento no son reales. Por su puesto esto produce estrés, con todas sus consecuencias.

Incluso en un estudio publicado en Archives of Internal Medicine, realizado por el Psicólogo McEwen, de la universidad de Yale, señaló que una anomalía o deficiencia de la función inmunológica (o del aparato defensa del organismo) puede acelerar la metástasis del cáncer y aumentar la vulnerabilidad a las infecciones virales, acelerar la arterioesclerosis (enfermedad de las venas y las arterias del cuerpo que trae como consecuencia muchas enfermedades) y la coagulación sanguínea que provoca el infarto del miocardio, también acelera el inicio de la Diabetes mellitus tipo 1 y 2 y el agravamiento de los ataques de asma. Se descubrió que el estrés puede provocar úlcera gastrointestinal y colitis ulcerosa.

Por último, un estudio realizado por el psicólogo Sheldon Cohen, de la Universidad de Carnegie-Mellon University, en una Universidad en Shelffield Inglaterra, descubrió que la hostilidad crónica y los episodios repetidos de ira parecen poner a los hombres en riesgo de enfermedad cardíaca; y que las enfermedades mortales para las mujeres pueden ser la ansiedad y el temor. Además que cuando se padece por mucho tiempo el estrés, también puede ocasionar pérdida de memoria.

Ahora bien, ¿Qué podemos hacer para controlar nuestras emociones negativas para mejorar nuestra Salud? ¿Podemos llegar a hacer de nuestras emociones un importante capital personal para beneficiar nuestra salud y nuestra vida? ¿Cómo influyen nuestras emociones en el logro de nuestras metas y nuestro éxito en la vida?

Todos queremos tener éxito. Para algunos el éxito significa tener atesorado mucho dinero o bienes, para otros el éxito significa tener poder para hacer todo lo que deseen o para que los demás hagan lo que ellos quieren, para algunos otros el éxito significa tener una posición social encumbrada, para muchos significa tener una excelente salud y vivir muchos años, para ciertas personas tener éxito significa poseer muchas parejas sexuales atractivas, para numerosas personas es viajar, para algunos pocos es estudiar todos los grados posibles en su ramo, para otros el éxito es tener una buena, feliz y estable familia; y para escasas personas, pero que cada día son más, el éxito significa servir … servir a su familia, a sus hijos, a su prójimo, a su comunidad, al Planeta, a su país, o a Dios. O puede ser también una combinación de algunas de las cosas o razones antes mencionadas y de otras. En una palabra, la definición de éxito para cada persona es diferente.

Hasta cierto punto, lo que las personas buscan a través de lo que llaman éxito, es ser felices.

Pero ¿Porqué muchas personas atractivas, inteligentes para las matemáticas y para las ciencias exactas o para memorizar largos textos; con grandes aptitudes artísticas, incluso nacidos en cuna de oro, no llegan a lograr lo que para ellos es el éxito? Y ¿Porqué otros que no son atractivos, ni aceptadamente muy inteligentes, logran puestos altos de gerencia, de jefaturas Institucionales, de organizaciones sociales, políticas, económicas, culturales, o cualquier otra posición deseable para muchos otros millones de personas?

La respuesta que encontré a estos cuestionamientos es que las personas tienen mayor probabilidad de tener éxito, cuando además de prepararse profesional o técnicamente, practican la Inteligencia Emocional. Y ¿Qué es la Inteligencia Emocional? Según el Psicólogo español Juan Gallegos, “La inteligencia emocional es el manejo inteligente de las emociones”.

La inteligencia emocional les hace a estas personas exitosas, ser aceptadas por los demás, haciéndoles sus líderes naturales ó sus ejemplos a seguir porque siempre tienen la actitud y las palabras apropiadas para resolver problemas. Y por fortuna, ésta puede aprenderse. Al practicarla, se beneficia el individuo y rescata o mejora sus relaciones de pareja, de amistad, de trabajo, de familia, etc. De acuerdo al mismo Profesional de la Salud Mental, “el conocimiento de nuestras propias emociones es indispensable para poder lograr la inteligencia emocional y ello también nos ayuda a reconocer las emociones en los demás” y solucionar mejor los problemas antes de que se presenten o cuando ya se presentó el conflicto.

Las emociones son muy importantes porque nos ayudan a tomar decisiones, a aceptar algo, o a decir que nó y poner límites cuando es debido, entre otras cosas.

Pero, ¿Cómo iniciar el aprendizaje de la inteligencia emocional? Primer paso: Identificar nuestras emociones: Esto significa preguntarnos ¿Cómo me siento? Si me siento bien; mal, con miedo; con frustración; alegría, satisfacción…etc. Segundo paso: Interpretar nuestras propias emociones, o sea, investigar dentro de nosotros mismos ¿De dónde vienen?, ¿Cuándo vienen?, ¿Porqué vienen?, ¿Cómo las adquirimos?. El tercer paso: Saber si nuestras emociones van de acuerdo a las circunstancias o si respondemos exageradamente a lo que nos sucede. El cuarto paso: Es la integración de nuestras emociones, es decir, se trata de no dejarse llevar por nuestras emociones. Y hacernos responsables de ellas, no pretendiendo que los otros son culpables de nuestras reacciones “por provocarnos”. Sino tratar de pensar, de razonar, si esa emoción que vivimos en ese momento, nos conviene o si por el contrario nos va a perjudicar. Este razonamiento nos ayudaría a comportarnos de la mejor manera, en beneficio de nuestra persona (evitando todas las consecuencias de una mala decisión, debido a una emoción negativa) y de quienes nos rodean.

La manera errónea en la que pensamos y actuamos debido a nuestra falta de inteligencia emocional, empieza cuando somos niños; es la manera en la que nos educan la que hace que nos empecemos a sentir diferentes a los hombres y a las mujeres, ya que a las mujeres nos enseñan a demostrar y hablar mas de nuestros sentimientos y los hombres los reprimen: Un ejemplo muy común es cuando al ser pequeñas; si una nena llora; todas dejan de hacer sus juegos y los continúan hasta que ella deja de llorar. Pero en los grupos de niños; si un niño llora; lo dejan solo y esperan que así resuelva su conflicto o problema, o lo regañan; y los demás tratan de no tomarle tanto en cuenta, para supuestamente no avergonzarlo.

Esto trae como consecuencia que las mujeres aprendan a sentirse agredidas cuando al crecer, alguien “les deja”; y los hombres a sentirse amenazados si alguien quiere quitarles su independencia o privacidad (por ejemplo, casarse). Muchas respuestas emocionales son aprendidas por la forma en la que se comportan nuestros padres y luego llevadas casi exactamente a nuestra relación de matrimonio, aunque hayamos jurado o prometido nunca ser como nuestros padres.

Para las mujeres la intimidad significa hablar profundamente de los temas de su interés y para los hombres la intimidad emocional es equivalente a hacer cosas junto con su pareja. Generalmente durante el noviazgo; los hombres aceptan platicar mucho y profundamente de temas que le interesan a su pareja o a ambos, pero después del matrimonio, los hombres se contentan con sólo hacer cosas juntos sin necesidad de hablar (ver la televisión, dormir juntos, arreglar el jardín, etc.); cuestión que a las mujeres molesta mucho, en la mayoría de los caso. Entonces por lógica, lo adecuado es llegar a un acuerdo, platicar un tiempo de asuntos importantes de cada uno de ellos y de la pareja, para resolverlos; y además hacer muchas cosas juntos. O llegar a cualquier acuerdo en el que ambos queden satisfechos.

Esta misma técnica se aplica a la relación con compañeros de trabajo, vecinos, familiares, amigos. La inteligencia emocional se aplica en la vida diaria, al tratar de entender a los demás, llegando a acuerdos, haciendo y aceptando propuestas, para quedar satisfechos todos y convivir armoniosamente. Entendamos que si algún miembro de la pareja, de una familia o de un grupo de trabajo tiene deficiencia de inteligencia emocional, va a acabar por echar a perder el trabajo o esfuerzo de los demás.

Lo que generalmente más lastima las relaciones de pareja, de amistad, de trabajo o de familia, es criticar a la persona, en lugar de inconformarse por lo que hizo o por su actitud. Por ejemplo: Uno puede enojarse porque una persona llegó tarde a una cita previamente concertada y puede decir: “Me siento molesto (a) porque no cumpliste nuestro acuerdo de llegar puntualmente, la próxima ocasión sólo te esperaré 5 min y me retiraré”. Otro ejemplo: No se le debe decir a un hombre “eres un desconsiderado, egoísta, mala persona y desobligado o irresponsable”; sino: “te pido por favor que antes de actuar… pienses, si lo que vas a hacer, me perjudica o me lastima de alguna manera”. De esa forma se reprueba sólo el defecto, no a la persona y se propone una solución al problema.

Lo que mejor podemos hacer en un momento de conflicto es tratar de no responder impulsivamente… intentar controlarse y hacer un esfuerzo por sentir empatía, es decir, ponerse en el lugar de la otra persona, imaginarse en sus circunstancias, y entonces comprenderlo (a) aunque no se esté de acuerdo. En el caso de los hombres se les recomienda no explotar, en cuando su pareja quiere seriamente hablar de un problema, sino que trate de escucharla con atención para que ella se calme. En el caso de las mujeres, se les recomienda nunca gritar cuando plantean su problema o queja porque eso irrita los sentidos del hombre; y también a ellas se les sugiere proponer soluciones. En ambos casos, el saber que su pareja le escucha con atención, baja el nivel de frustración y de ira.

En conclusión, la Inteligencia Emocional puede ayudarnos a minimizar o corregir las emociones negativas, mejorando enormemente nuestra salud física y emocional, y nuestras relaciones en general.

Recomiendo que para hacer más productivas y competitivas a las Instituciones públicas y a las empresas, se impartan en todo el personal cursos de Inteligencia Emocional, por personal profesional calificado como los Psicólogos y Psicoterapeutas; y de esta manera, también se podrá identificar si un trabajador necesita ayuda profesional por algún padecimiento que requiera de ayuda más especializada, derivándole oportunamente, para ayudarle en su salud mental y al mismo tiempo, se impide que con su actitud, esa persona o personas, interrumpan o perjudiquen la competitividad de esa Institución pública o privada.

De la misma manera, recomiendo que los integrantes de las familias tomen cursos u orientaciones de Inteligencia Emocional y recurran a un Profesional para esto, ya que la práctica de la inteligencia emocional mejorará su vida en todo aspecto y también por otro lado, de manera oportuna puede detectarse si algún integrante de la familia o pareja, requiere ayuda más especializada.

La Inteligencia Emocional puede y debería practicarse en todo tipo de actividad, oficio o profesión, máxime en la Profesión Médica, para que la relación Médico-paciente se mejorara.

Al practicar la Inteligencia Emocional, los Médicos comprenderían más, que los pacientes tienen, además de un dolor físico y una enfermedad del cuerpo, un problema emocional como el miedo, la exasperación o la angustia por la enfermedad que sienten.

Y el paciente comprendería que mientras los Médicos estuvieron en su formación académica (ya sea que se titularan como Médicos Generales o que se especializaran en una o más ramas de la Medicina), el trato que a la mayoría se les dió al estar en adiestramiento médico, fué prácticamente inhumano, haciéndoles trabajar intrahospitalariamente muchas horas sin dormir, a veces sin comer, y en muchas ocasiones, tuvieron que soportar maltrato verbal y psicológico; y acoso de muchos tipos, si querían terminar sus estudios. Muchos de ellos (as) quedaron dañados emocionalmente y por eso a veces se muestran indiferentes al dolor ajeno. Por supuesto que esto de ninguna manera, justifica una actitud desconsiderada hacia su paciente, pero de alguna manera ayuda a entender su proceder.

Además el paciente entendería que las presiones laborales a las que actualmente la gran mayoría de los Médicos que trabajan dentro de las Instituciones de Salud Pública, están siendo sometidos, son muchas; ya que se les exigen, que ahorren de todo: medicinas, exámenes de laboratorio, estudios en general y además que lo hagan rápido y documentado por escrito, aunque todo esto, no sea lo que más beneficie la salud del paciente.

Por todo lo anterior, desde aquí, hago un emotivo reconocimiento a todos aquellos Médicos sensibles que cuidan el cuerpo y las emociones de sus pacientes. Y a los pocos y extraordinarios Médicos del Sector Salud y en especial de mi “Alma mater”, el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), al igual que a los Médicos de la práctica privada, que enseñan con paciencia y dedicación a sus alumnos (Médicos en formación) a respetar y a tener empatía por sus pacientes, antes que verlos sólo como individuos, motivo de su estudio…A ellos, les felicito sinceramente y les envío desde aquí mi admiración y mi respeto.

Me despido con una frase del poeta, pintor, ensayista y novelista libanés,
Gibrán Jalil Gibrán quien dijo:

“Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho, no te fijes en lo que ha logrado sino en lo que aspira a hacer”.







Observador Ciudadano Tu pagina de inicio

Cómo prevenir el envejecimiento prematuro

Dra. Abigail Bello Gallardo.




“Nada nos hace envejecer con más rapidez, que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos”. George Christoph Lichtenberg.

“La única forma de afrontar el futuro, es actuar con eficacia en el presente”. Guita Bellin.




Desde el principio de los tiempos del hombre, la juventud permanente ha sido un sueño anhelado por todas las civilizaciones, no solo porque se le asocia con la belleza radiante y plena sino porque se reconoce que es la etapa de la vida en la que la mayoría de los hombres y las mujeres han estado más sanos y han padecido menos enfermedades y malestares. Pero en sí, ¿Qué es el envejecimiento? Se acepta en general que el envejecimiento es un conjunto de cambios que existen en las células de los seres vivos debido al paso del tiempo, y que trae como consecuencia el deterioro o daño de los diferentes órganos, aparatos y sistemas del cuerpo.

Hay muchas teorías que tratan de explicar cómo y porqué sucede el envejecimiento, entre las más aceptadas se encuentran las que dicen que el organismo se rige por un equilibrio entre destrucción y reparación de las células, en cuanto ese equilibrio se pierde y empieza a faltar la reparación celular, se presenta el envejecimiento. Otra teoría afirma que las células se van deteriorando con el uso y por eso envejecen. Algunas otras sostienen que el organismo se va autointoxicando con el paso del tiempo y así, poco a poco se van enfermando y envejeciendo las células. Otra hipótesis del porqué envejecemos, asegura que con el paso del tiempo, se empiezan a deteriorar nuestros órganos endocrinos o glándulas, que producen las hormonas que mantienen sanas y jóvenes nuestras células, perjudicando así el funcionamiento del cuerpo humano, envejeciéndolo.

También se asegura que factores genéticos (o sea los heredados por nuestros padres a través de la concepción), los factores ambientales (el entorno que rodea y afecta vida de las personas) y los factores de comportamiento (manera de actuar) pueden perjudicar la salud y la juventud, envejeciendo de manera acelerada nuestras células. Por ejemplo, hablando de factores ambientales mencionaremos a los fumadores que pueden presentar envejecimiento prematuro debido a la inhalación permanente de radicales libres de oxígeno. Otro factor ambiental perjudicial es la exposición a la luz solar porque predispone al envejecimiento prematuro de la piel por la acción de los rayos UV.

Según el Dr. Francisco Mora, Catedrático en Fisiología Humana en la Facultad de Medicina en España, el envejecimiento empieza a los treinta años porque a esa edad se empieza a deteriorar nuestro programa genético; y el Dr. Jaime Miquel, ex Director del Laboratorio de Envejecimiento de la NASA, afirma que a esa edad comienza el cambio en la fisonomía (aspecto exterior de las personas) ya que el humano empieza a aumentar de peso, disminuye su metabolismo y los niveles de algunas hormonas, aparecen cambios en los patrones de sueño (como el insomnio) y empieza a perder la memoria.

Algunos signos o características de envejecimiento del cuerpo humano son: pérdida de la capacidad visual (como la miopía., las cataratas, etc.), pérdida de agilidad y de reacción refleja, degeneración de las estructuras óseas (por ejemplo osteoporosis o artritis); demencias seniles como Alzheimer, pérdida progresiva de la tonicidad muscular, aumento de la presión arterial, pérdida de la capacidad del sistema inmunológico o de defensa ante infecciones, pérdida de la absorción del colágeno de la piel (trayendo como consecuencia arrugas), pérdida del oído y del gusto, pérdida progresiva de la líbido o deseo sexual, entre muchas otras características.

Para evitar el envejecimiento prematuro, es necesario neutralizar la acción dañina de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas o grupos de moléculas que normalmente se encuentran en el cuerpo y que realizan funciones importantes, sin embargo, llegan a atacar nuestras células, disminuyendo su adecuada función y provocando su envejecimiento; cuestión que se puede contrarrestar con la acción de mecanismos naturales antioxidantes que produce el propio cuerpo. Este mecanismo natural de defensa se encuentra funcionando de manera óptima en la niñez, la adolescencia y la juventud pero empieza a deteriorarse en la madurez.

Para apoyar esta función e impedir que nuestras células envejezcan prematuramente, se recomienda la ingesta de antioxidantes que son substancias contenidas en determinados alimentos, que nos ayudan a que nuestras células no envejezcan. Algunos antioxidantes son: Allicina, ácido elágico, antocianos, capsicina, carotenoides, catequinas, compuestos sulfurados, coenzima Q, isotiocianatos, isoflavonas, licopeno, quercetina zeaxantina. Los antioxidantes se encuentran en alimentos como: las zanahorias, las calabazas, el té verde, el noni, las uvas, la papaya, los tomates, el melón, los cacahuates, la soya, las nueces, la chirimoya, la guanábana, el ajo, la cebolla, el perejil, las fresas, los limones, las naranjas, el kiwi, los arándanos, los chiles, el cacao, el maíz y las uvas, entre otros. Lamentablemente con frecuencia a través de la dieta, es difícil reunir los requerimientos diarios de antioxidantes o todos los que se necesitan, razón por la que recomiendo, previa consulta con su Médico de Confianza, la ingesta de antioxidantes contenidos en complementos alimenticios y la ingesta de Vitamina C, vitamina A y vitamina E.

Recomendaciones para evitar el envejecimiento prematuro: Ingerir una dieta baja en calorías, rica en frutas y verduras, que contenga altas concentraciones antioxidantes. También se sugiere enriquecer la dieta con la ingesta de antioxidantes contenida en complementos alimenticios. Practicar ejercicio moderado (a cualquier edad) ya que ayuda a retrasar el envejecimiento, evitando la obesidad, manteniendo sanos los huesos y el volumen muscular. El trabajo diario que se realiza dentro o fuera del hogar no debe tomarse como ejercicio, sólo el que se hace en un tiempo, lugar específico y con esa intención. Hay que eliminar los hábitos tóxicos como el tabaquismo, el abuso del alcohol y del café. Y por último, se recomienda mantener una actitud optimista ante la vida.

Muchos se preguntarán ¿En qué perjudica a nuestra salud y juventud un estado de ánimo negativo? El ejemplo más claro es el siguiente: La depresión debilita nuestro Sistema Inmunológico o de defensa y esto permite que envejezcan prematuramente nuestras células, por ello es importante mantener una actitud positiva ante la vida. Debido a lo anterior, es muy recomendable: Realizar con frecuencia actividades que nos causen alegría; valorar al máximo posible nuestros logros, talentos y cualidades; aceptar la tristeza y el sufrimiento personal como parte normal de la vida pero nunca obsesionarse con ellos; tratar de solucionar nuestros problemas poco a poco y no resignarse a la fatalidad; tener interés genuino por los demás y ayudar en lo que pueda. Reflexionar en que realmente para vivir con dignidad se necesita poco. Si Ud. insiste en que necesita muchas cosas materiales para vivir, se deprimirá con frecuencia y además nunca logrará saciar su ambición. Conviva con personas que le parezcan simpáticas y que rían con facilidad.

Si se da cuenta de que las recomendaciones anteriores no le ayudan para combatir su desánimo, tristeza, angustia o frustración, por favor busque la ayuda profesional de un Psicólogo, un Psiquiatra o Psicoterapeuta. La Terapia con Flores de Bach ha demostrado ser un eficaz auxiliar en el tratamiento de la depresión, la ansiedad y el estrés.

Es conocida internacionalmente la prolongada apariencia joven y saludable que tienen los monjes tibetanos así como también sus largas horas de meditación y oración, su sentimiento permanente de gratitud, su estricta dieta y sus rigurosas horas de sueño diario. Basados en esto, bien haríamos en seguir sus hábitos hasta donde nos sea posible, para mejorar nuestra salud y conservar la juventud.

Si bien es cierto que la idea de la eterna juventud, ahora a muchos les parece cuento de de ciencia ficción, el Dr. Audrey de Grey biólogo inglés y editor de la revista científica Rejuvenetion Research ha defendido la teoría de que dentro de unos treinta anos, los avances científicos y tecnológicos harán posibles las reparaciones celulares y moleculares en el cuerpo humano que acabarán con la vejez y aconseja que mientras tanto debemos mantenernos saludables evitando el sobrepeso, el tabaco y la hipertensión e ingiriendo una dieta sana. El eminente científico insiste en que en un futuro próximo, las personas transitaremos de la infancia a la adolescencia y a la juventud, estacionando permanentemente nuestro reloj biológico en la más placentera madurez correspondiente a los treinta o cuarenta años actuales.

Partiendo de la idea de que científicos, Físicos Cuánticos aseguran que atraemos a nuestra vida lo que pensamos con más frecuencia e intensidad, les invito a pensar reiteradamente en ser poseedores de una vida saludable, jovial, llena de alegría y de paz, para que esto se convierta en una realidad palpable.

Termino con la siguiente frase del Médico, filósofo, teólogo y músico franco-alemán, Premio Nobel de la Paz en 1951, Albert Schweitzer, que dijo:
“Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo, arruga el alma”.

Observador Ciudadano Tu pagina de inicio


Enfermedades propias de la primavera

Por la Dra. Abigail Bello Gallardo



La Salud, lo mismo que la fortuna, retira sus favores a los que abusan de ella. Saint Evremont.

La libertad y la salud se asemejan, su verdadero valor se conoce cuando nos falta. Henri Becque.

La primera riqueza es la Salud. Ralph Waldo Emerson.



Primavera significa primer verdor, donde se espera el clima más cálido del año e inicia en diferentes fechas en el mundo, dependiendo del hemisferio en donde vivamos. En México se acepta que inicia aproximadamente entre el 20 y 21 de marzo y termina alrededor del 21 de junio.

Trae consigo hermosos paisajes verdes, frondosos follajes de los árboles, el sorprendente y cautivador colorido de las flores y la danza instintiva de apareamiento de muchos animales.

Desafortunadamente junto con estos fascinantes sucesos de la estación, también se presentan muchas enfermedades como la rinitis alérgica y el asma (provocadas por el polen y el polvo), la sinusitis, la faringitis, la amigdalitis; la conjuntivitis; las gastroenteritis; y las enfermedades de la piel llamadas exantemáticas o eruptivas como la varicela, la rubéola y el sarampión; entre muchas otras enfermedades.

De la mayoría de estas enfermedades hablaremos brevemente, con el fin de identificar sus síntomas, pero se recomienda que ante cualquier dato clínico semejante, acuda a su Médico de confianza para realizar un diagnostico y tratamiento oportuno y no se automedique.

Estas enfermedades pueden ser causadas por bacterias, virus, parásitos, hongos y otros gérmenes o por reacción alérgica, intoxicaciones por alimentos, por medicamentos etc.

Iniciemos por la Rinitis alérgica: Es la inflamación de la mucosa nasal por la inhalación de polen, polvo u otro alérgeno (un alérgeno es una sustancia que puede provocar alergia en una persona sensible). La rinitis alérgica se presenta con estornudos repetitivos, prurito o comezón nasal, secreción nasal transparente acuosa, predominantemente por las mañanas; dolor de cabeza y malestar general. Puede llegar a existir también hemorragia nasal en los casos más severos. Su tratamiento es por medio de la Inmunoterapia (también llamada vacuna de alergia o desensibilización) y medicamentos como los antihistamínicos y analgésicos para contrarrestar los síntomas. Para prevenir esta enfermedad es importante evitar los alérgenos cuando sea posible, alejarse de los lugares en donde hay smog y humo de cigarro o ambiental, hacer limpieza exhaustiva de los lugares en donde se permanece y evitar que éstos se encuentren cerrados o muy húmedos. Se recomienda también evitar al máximo el contacto con las mascotas ya que en su pelo pueden portar alérgenos y prescindir de las alfombras, ya que pueden ser fácilmente infestadas por ácaros que producen alergias.

Asma. Es una enfermedad respiratoria crónica en la que los bronquios se dañan; puede ser provocada por la exposición a alérgenos, a ambientes fríos o húmedos, el ejercicio o esfuerzos y el estrés en las personas hipersensibles. Cursa con dificultad para respirar desde leve hasta severa, con sibilancias o ruidos al respirar, que en casos graves se pueden escuchar sin la ayuda de aparatos médicos y que generalmente se acompaña de tos con flemas, malestar general y en ocasiones fiebre. Esta enfermedad puede llegar a producir la muerte en los casos más graves. El tratamiento debe ser bajo estricta vigilancia médica hasta que el paciente se estabilice. Su prevención va desde no exponerse a alérgenos, Inmunoterapia o vacunas para la alergia y medicamentos broncodilatadores, antihistamínicos y corticosteroides.


Faringitis. Es una enfermedad en la que la infamación de la mucosa de la garganta se produce principalmente por infección de virus y bacterias o por hiperreacciòn alérgica. Se presenta con dolor para deglutir o tragar, dolor de cabeza, malestar general y en ocasiones dolor de oído. El tratamiento depende de la causa de la enfermedad, predominantemente con medicamentos analgésicos, antipiréticos y antibióticos. Se sugiere para su prevención, la ingesta cotidiana de Vitamina C, no exponerse a cambios inmoderados de temperatura y apartarse de los sitios en donde esté un paciente con esta enfermedad.

Amigdalitis. Además de presentar parecidos síntomas a la faringitis, se presenta con la inflamación y con frecuencia también con infección de una o las dos amígdalas (estas son estructuras o masas de tejido carnoso que se encuentran en la pared lateral de la orofaringe, a cada lado). El tratamiento es parecido al de la faringitis, al igual que su manera de prevenirla.

Conjuntivitis. Esta es una enfermedad de los ojos, por inflamación de la membrana mucosa que recubre la parte interior de los párpados. En general se presenta con enrojecimiento del ojo, prurito o comezón, dolor a la exposición de la luz, lagrimeo y secreción de diferente color y consistencia. Puede ser causada por bacterias, virus o alergias. Su tratamiento será indicado dependiendo de la causa de la enfermedad. Su prevención consiste en evitar el contacto con personas enfermas (ya que es contagiosa), lavarse con frecuencia las manos para evitar infectar los ojos al tocarlos y no exponerse a alérgenos.

Gastroenteritis. Las Gastroenteritis son enfermedades en las que se inflama el tejido interno del estómago e intestinos, causadas principalmente por bacterias (Shigella y Salmonella más frecuentemente), virus o parásitos. Cursan con dolor abdominal, náusea que puede llegar al vómito, diarrea acuosa o con moco y en casos más severos pueden acompañarse de sangre. También se asocia con deshidratación en sus diferentes grados, malestar general y fiebre.
El tratamiento de esta enfermedad debe indicarse dependiendo de su causa e incluir la correcta hidratación y recuperación de electrolitos o sales minerales. En las Instituciones de Salud el medicamento más socorrido es el Vida Suero Oral, reconocido internacionalmente por su eficacia; se prepara disolviéndolo en un litro de agua purificada, fría y tomándolo a libre demanda. Esta enfermedad, de no tratarse oportunamente puede producir la muerte sobretodo en los pacientes menores de 5 años y en los adultos mayores. La prevención de la gastroenteritis va desde tomar agua purificada, lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, no consumir alimentos en lugares poco higiénicos, evitar la proliferación en nuestras casas de insectos dañinos y transmisores de enfermedades como las moscas y cucarachas, tapar los depósitos de basura y desinfectar correctamente las verduras y frutas que se coman crudas, especialmente las hojas verdes.

Varicela. Es una enfermedad muy contagiosa, producida por el virus varicela zoster. Es propia y común en la infancia pero en la adolescencia y en el adulto se complica con mayor facilidad. Su manera más frecuente de presentarse es con lesiones enrojecidas en la piel como erupciones que con los días se van llenando de líquido hasta convertirse en pústulas y posteriormente en costras. Generalmente se presentan de inicio en el pecho y abdomen, espalda, cuello y cara posteriormente en todo el cuerpo, incluso en las mucosas como la boca, los genitales y los ojos. Estas lesiones de la piel se acompañan de comezón y ardor. Antes y durante la erupción de estas lesiones en la piel, se puede presentar malestar general, náusea, vómitos, fiebre, dolor de cabeza y pérdida de apetito. Esta enfermedad es contagiosa unos dos días antes de que aparezca el sarpullido y hasta que se conviertan en costras todas las ampollas.
El tratamiento es sintomático principalmente con medicamentos analgésicos y antipiréticos, a menos que se complique con una infección bacteriana y deban indicarse también antibióticos. La falta de diagnóstico y tratamiento oportuno de la varicela puede traer como consecuencia la pérdida del equilibrio, meningitis, encefalitis, miocarditis, hepatitis, neumonía, e incluso en los casos más graves, la muerte. Para prevenir la varicela debe aislarse al paciente que la padece y evitar el contacto con mujeres embarazadas, adultos, adolescentes y personas con el sistema inmune o de defensa deteriorado. El haber padecido esta enfermedad no garantiza que no se sufra una reinfección posterior. También para prevenir esta enfermedad existen vacunas que se aplican bajo determinadas condiciones dependiendo del país y a grupos específicos de edad.

De acuerdo a la Medicina China, cada enfermedad padecida se asocia al desajuste de una parte energética de nuestro organismo llamado chacra.

La Dra. Ester del Río Serrano (Investigadora mexicana Químico Biólogo postgraduada en la Universidad de Michigan, EU; Doctora en Ciencias por la Universidad de Córdova Argentina, miembro activo de la Academia de Ciencias de Nueva York desde 1994; nombrada Mujer del Año por sus aportaciones a la Medicina por la Universidad de Cambridge en Inglaterra 1995-1996, entre otros cargos y reconocimientos profesionales), explica en importante estudio científico qué son los chacras, su funcionamiento y ubicación en el cuerpo humano, afirmando que éstos “…Son macromoléculas de hierro oxidadas y reducidas que … se encuentran en el centro del cuerpo, formando un eje que corre enfrente de la columna vertebral y que esta red … ha sido vista a través de aparatos de Rayos X modificados con electroimanes…”.

La Medicina tradicional china sostiene que quienes se enferman del aparato digestivo (entre ellas las gastroenteritis) tienen deteriorada su energía en el chacra número 3 llamado plexo solar y que son personas que tienen miedos y preocupación. Que las personas con problemas de la piel (ejemplo las enfermedades exantemáticas, la psoriasis) pueden tener afectado el chacra número 4 ò plexo cardiaco asociado con el sentimiento de tristeza y también el chacra número 3 ò plexo solar que puede estar asociado a enojo; y que las personas que padecen enfermedades respiratorias (como la faringitis, amigdalitis o el asma) pueden tener afectado el chacra número 4 ò plexo cardíaco, asociando tristeza por falta de amor a la enfermedad del paciente.

También la Medicina china y otras terapias alternativas holísticas afirman que cuando se presenta alguna enfermedad en nuestro cuerpo, ésta se acompaña de una emoción negativa inconsciente y de un deterioro en el estado de ánimo (dígase tristeza, enojo, miedo, etc.) ya sea temporal o permanente, que debe ser tratada al mismo tiempo que la enfermedad física. Un ejemplo de estos planteamientos, es que afirman que las personas que padecen alguna alergia, son individuos tristes y poco tolerantes con las personas que piensan diferente a ellos.

Las Flores de Bach son una terapia natural alternativa que ha demostrado ser eficaz auxiliar en el tratamiento de los miedos, la tristeza y la intolerancia.

Partiendo de la idea de que científicos, Físicos Cuánticos afirman que atraemos a nosotros lo que pensamos con más frecuencia e intensidad, les invito a pensar reiteradamente en ser poseedores de una vida saludable, llena de alegría y de paz, para que esto se convierta en una realidad palpable.

Termino con la siguiente frase del abogado, político y pensador hindú, de austeridad inflexible y absoluta modestia, que modificó la ideología del mundo en el siglo XX, Mahatma Gandhi, que dijo:

“La enfermedad es el resultado no solo de nuestros actos sino también de nuestros pensamientos”.


Observador Ciudadano Tu pagina de inicio



La importancia de las relaciones sexuales en la pareja

Por Abigail Bello Gallardo.



El sexo es la acción de goce que alimenta, nutre y fortalece el alma.

El amor es la más fuerte de las pasiones, porque ataca al mismo tiempo a la cabeza, al corazón y al cuerpo. Voltaire.

Ningún hombre puede enamorarse de una mujer que no le despierte instinto sexual. Axel Martin FrediK Munthe. Escritor sueco.



Es un hecho científicamente comprobado que tener relaciones sexuales beneficia la relación de pareja, no sólo porque durante los juegos sexuales previos al acto se aumenta la secreción de la hormona oxitocina que influye en la formación de sentimientos profundos que unen a la pareja, sino porque beneficia la salud física y mental de quienes las practican.

Entre sus beneficios se encuentran una piel más tersa y cabello brillante en la mujer y mejora su circulación en general al producir más estrógenos y esto le reduce el riesgo de sufrir un infarto. También se cuenta entre sus beneficios para ambos sexos, que fortalece y tonifica los músculos del cuerpo y nos ayuda a controlar o bajar de peso. Otros beneficios de las relaciones sexuales son que funcionan como antidepresivo, tranquilizante, analgésico y antihistamínico natural. Reduce las dermatitis y las imperfecciones de la piel al limpiarse los poros a través de la transpiración. El besar frecuentemente favorece el intercambio de saliva y nos ayuda a ejercitar los músculos de la cara y a evitar la formación de caries y de placa dental. A través del sexo se liberan hormonas llamadas endorfinas que producen una sensación de bienestar y durante el orgasmo se libera una hormona llamada prolactina que actúa como desestresante natural. También a través del orgasmo se libera una hormona llamada serotonina que produce una sensación de felicidad completa.

Hay muchas razones por las que las personas dejan de tener relaciones sexuales. Algunas de ellas son el estrés, la depresión, el cansancio físico, el aburrimiento, las discusiones, el resentimiento, el maltrato físico o psicológico, las enfermedades (como la dificultad para tener un orgasmo en la mujer o la falta de erección en el hombre, la eyaculación precoz, la menopausia o la andropausia, bajos niveles de testosterona, el hipotiroidismo, la diabetes mellitus); el alcoholismo y demás adicciones crónicas; la falta de ejercicio físico moderado. También la utilización de medicamentos puede reducir o eliminar el deseo sexual, por ejemplo los que se utilizan para controlar la presión alta, la depresión, la ansiedad, el colesterol alto, la prostatitis, entre otros.

Es importante encontrar cuáles son los problemas de fondo de la falta de deseo sexual ya sean orgánicos, psicológicos ò emocionales, si es un medicamento que lo está provocando o si es sólo una situación pasajera; consultando a su Médico de confianza y/o a un Psicólogo o Psicoterapeuta calificado.

Pero ¿Qué hacer para provocar el deseo sexual si la falta de deseo sexual es debido al aburrimiento? Ya sea que el aburrimiento esté presente en un integrante de la pareja o en ambos (debido a que tener relaciones sexuales el mismo día, a la misma hora, de la misma manera etc. produce desinterés en realizar el acto sexual), es necesario evitar la rutina y hacer cosas diferentes que a ambos les agraden. Por ejemplo, un lugar distinto, velas aromáticas, un masaje con aceites afrodisíacos, diferentes luces, mirar juntos una película erótica, entre otras muchas opciones.

Aunque todas las mujeres son distintas y requieren de diferentes estímulos para sentirse dispuestas a las relaciones sexuales, se dan las siguientes recomendaciones: Tener juego sexual (esto es, besos y caricias) de diez a veinte minutos, previo a la penetración. Uno de los errores más comunes es pensar que la mujer sólo responde al tacto en la región genital o en los senos; las caricias deben proporcionarse en todo el cuerpo de preferencia en las piernas, los brazos, los glúteos, la nuca, la espalda, el cuello y por último el área genital. Es importante realizar halagos acerca de su cuerpo, de su piel, de sus ojos, etc. evitando de inicio, el lenguaje erótico fuerte que tanto gusta a los hombres. También posee una importancia capital la apariencia del hombre, su limpieza no sólo genital sino también general, de la boca, de los ojos, de los pies, etc. y su aroma; por lo que se recomienda el baño y la aplicación de algún perfume agradable para ella. La ropa interior limpia y apropiada ayuda también a la disposición para este efecto. Insisto, esto varía de mujer a mujer.

En el caso de los hombres, se recomienda para estimularlos sexualmente: Vestirse con ropa interior atractiva o atrevida, incluyendo medias, ligueros, zapatos con tacones altos y delgados. Para la gran mayoría de los hombres es muy atrayente la idea de ver desnudándose lentamente y bailando a su pareja, así que ésta es otra sugerencia práctica para lograr provocar el deseo sexual masculino. Es de vital importancia hacer elogios acerca del órgano sexual del hombre, así que cualquier cosa que le parezca atractiva de éste, es importante decirlo en el momento. Se deben acariciar no solo la zona genital (que incluye la región del periné que va de la región del ano hasta los testículos) sino también la nuca, el pecho, los glúteos, el vientre y los muslos. También es necesario que de vez en vez, la mujer tome la iniciativa y le diga o insinúe al hombre que lo desea, porque esto igualmente le estimula. De la misma manera que en el caso de las mujeres, estas recomendaciones varían en su resultado entre un hombre y otro.

Hay que probar y ver a qué estímulos reacciona mejor nuestra pareja y recordar que los besos, las caricias, las miradas, la gentileza, el humorismo y el buen trato no deben darse sólo previos a la relación sexual sino que deben ser un buen hábito para que el deseo sexual se mantenga presente.

Me permito hacer un apartado especial para tocar brevemente el tema del orgasmo masculino y femenino debido que entre más sea satisfactoria una relación sexual, habrá mayores posibilidades de que el deseo sexual o libido continúe.

El orgasmo femenino es un hecho peculiar porque se da de diferente manera en cada mujer. Sin embargo se acepta que durante el período de mayor excitación y sensación de placer, hay contracciones en la vulva, en la vagina y en el útero (que el hombre puede sentir), al igual que una lubricación o humedad más abundante al lograrlo. Además la mujer puede lograr uno o varios orgasmos durante la misma relación sexual, dependiendo de la estimulación.

El orgasmo masculino es la sensación de placer en la que el hombre llega al clímax de excitación sexual producida por el estímulo sexual que normalmente finaliza con la eyaculación o salida del semen.

Es muy recomendable preguntarle a nuestra pareja cuáles son sus fantasías sexuales y que sin vergüenza o miedo de ninguno de los dos, se diga qué es lo que les gustaría hacer y realizar un esfuerzo por llevarlas a cabo.

Sólo me resta insistir en que ante cualquier duda con respecto a la falta de deseo sexual o ante la imposibilidad para tener relaciones sexuales, es imprescindible acudir con su Médico al igual que al Psicólogo o Psicoterapeuta para que se le apoye a Ud. o a su pareja en la solución de éste problema.

Las Flores de Bach es una terapia alternativa natural que ha demostrado ser un auxiliar eficaz en el tratamiento de la inseguridad, la indecisión y el estrés asociado a la falta de deseo sexual.

Basada en el hecho de que científicos, físicos cuánticos, aseguran que atraemos a nosotros lo que pensamos con mayor frecuencia e intensidad; invito al auditorio a pensar frecuentemente en una relación de pareja armoniosa, placentera y feliz y a enfocarnos en ello el mayor tiempo que nos sea posible para que esto se convierta en una realidad palpable.

Me despido con una frase del poeta, escritor, diplomático mexicano y premio Nobel de la Literatura en 1990, Octavio Paz que mencionó:

En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo, la imaginación.

Dra. Abigail Bello Gallardo

Marzo 2010

Observador Ciudadano Tu pagina de inicio

La infidelidad.
(Parte II)

Por Abigail Bello Gallardo.





Continúo nuestro tema con las siguientes frases célebres:


Errar es humano, perseverar en los errores es diabólico. San Agustìn.

Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente. José Ingenieros (1877-1925) Filósofo y psicólogo argentino.

Cuando alguien señala a una persona con el dedo, debe recordar que otras tres apuntan sobre él.




En la entrega anterior comentamos que de acuerdo al Diccionario General de la Lengua Española, la Infidelidad es: falta de fidelidad, especialmente en el matrimonio.
Principio del formulario

Sin embargo, la infidelidad puede significar la rotura de cualquier compromiso que hayamos tomado libremente y que por cualquier circunstancia hayamos quebrantado.

El tema que nos ocupa ahora, está relacionado más bien con la infidelidad física.

Más allá del drama, del duro golpe a nuestra vanidad, a nuestro ego o a las legítimas ilusiones forjadas en pareja, la infidelidad sexual que se realiza sin la adecuada utilización del preservativo o condón puede traer como consecuencia la transmisión o el contagio de enfermedades, y en ocasiones, a pesar del correcto uso de éste, la transmisión de las enfermedades se produce, a través del contacto de la piel, de la saliva, etc.

Estas enfermedades pueden variar desde las que son dolorosas pero se pueden tratar con antibióticos, antivirales, analgésicos y antiinflamatorios, hasta aquellas enfermedades sexualmente transmitidas que son incurables y / ó mortales.

Entre las principales enfermedades transmitidas por vía sexual se encuentran:

La sífilis, la gonorrea, el chancro, el herpes genital, la tricomoniasis, el Papiloma Humano, la hepatitis B y C, el piojo púbico, la sarna y la infección por VIH que produce el SIDA.

La manera más efectiva de prevenir las infecciones de transmisión sexual es la abstinencia o la monogamia, es decir absoluta fidelidad sexual.

Debido a todo lo anteriormente comentado, se exhorta tener una sola pareja sexual pero si su frágil condición humana o su desinterés por lograrlo no se lo permiten, recomendamos la utilización del preservativo o condón sin excusa ni pretexto, en todos y cada uno de sus encuentros íntimos, para evitar contagiar o transmitir alguna enfermedad a su pareja.

De acuerdo a un reciente y minucioso estudio publicado por la revista en Internet llamada Reporte Índigo, la infidelidad es sólo una causa de las 5 más frecuentes, en el fenómeno del divorcio.

Las personas se divorcian de acuerdo a este estudio por :
Mala comunicación, problemas financieros, falta de tiempo para la pareja, infidelidad o poco sexo y por abuso ya sea mental, emocional, físico o incluso por adicciones.

Las estadísticas no fallan, uno de dos matrimonios se están divorciando.

John Gottman, matemático del Instituto de Massachusetts y psicólogo de la Universidad de Washington concluye en que es la forma en la que pelean las parejas, la que decide si el matrimonio está destinado al divorcio o nó.

Comenta que cuando el nivel de sentimiento negativo, supera al positivo, la relación se debilita o sea que, cuando se siente más sufrimiento o malestar al vivir con la pareja que alegría y tranquilidad, es más seguro el divorcio.Luego, la pareja se empieza a separar emocionalmente, pierden interés por solucionar las cosas, e inician vidas paralelas, viviendo bajo el mismo techo. En muchos casos, este es el momento en el que se inician las aventuras y triángulos amorosos, porque uno o los dos integrantes de la pareja, se sienten solos y buscan atención, cariño y apoyo en alguien más. Según Gottman, una aventura es más un síntoma de un matrimonio moribundo que la causa de la muerte.

El mismo Psicólogo descubrió que la crítica, el desprecio, la evasiva para solucionar problemas y el estar a la defensiva, predicen con mayor probabilidad que un matrimonio termine en divorcio.

Las parejas con crisis o mayor probabilidad de divorciarse, entran a una discusión y la llevan “hasta el final”… no logran detenerla. Las parejas con menor probabilidad de divorcio, detienen o distraen la pelea con frases como: “dame un momento”, “necesito tranquilizarme”, “no quiero seguir discutiendo así”; o bien haciendo comentarios agradables o divertidos. Esto es interesante, ¿no?. Para mayor información favor de buscar la página de internet: http://www.youtube.com/PIENSAbrainmedia.

Por otro lado, recordemos que el apego o encadenamiento necio a una persona, cosa o situación, causa dolor y esclaviza, es más, según algunos estudiosos de la mente y el Espíritu coinciden en que este tipo de sufrimiento puede llevar a enfermedades como el cáncer, la diabetes y otras graves enfermedades. Sin embargo el amor libera, cura, motiva la independencia, el libre albedrío de la pareja y desea sólo el Bien del ser amado.

Tengamos bien presente que cosechamos lo que sembramos y si sembramos infidelidad, celos, desconfianza y egoísmo en nuestra relación de pareja, eso mismo cosecharemos.

Partiendo del hecho cientìfico, apoyado por Físicos Cuánticos, de que se atrae a nuestra vida lo que pensamos con más frecuencia, les invito a disciplinarnos en desear y pensar en una relación de pareja armoniosa y feliz, para que esto sea una realidad palpable.

Es muy importante recordar que a todo el mundo cristiano se le recomienda el perdón de toda ofensa o daño cometido en nuestra contra, sin embargo, si esto no nos es humanamente posible, debemos externarlo a nuestra pareja y llegar a un buen acuerdo, antes que vivir en el infierno del resentimiento, la venganza, la culpa o el odio.

Las Flores de Bach son una terapia alternativa que han demostrado ser un buen auxiliar en el tratamiento de emociones como los celos, la inseguridad, la culpa, la ira y el resentimiento.

Termino con tres frases célebres más:

La primera del gran filosofo y Maestro chino Lao Tsé que dijo:
Por medio de la paciencia no hay nada que no se pueda lograr.


La segunda del escritor y filósofo argentino José Ingenieros que declaró:
No hay perfección sin esfuerzo. Los mediocres jamás cosechan rosas por temor a las espinas.


Y por último la hermosa frase del Escritor y humorista anglo-irlandés Laurence Sterne que enunció:
Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza.

Observador Ciudadano Tu pagina de inicio

La infidelidad.
(Parte I)

Por la Dra. Abigail Bello Gallardo.





Perdonar no es olvidar, es vivir en paz con la ofensa.

Exígete mucho a tì mismo y espera poco de los demás, así te ahorrarás disgustos. Confucio.


En los celos interviene más el amor propio que el Amor por la pareja.
La Roquefoucauld.

De acuerdo al Diccionario General de la Lengua Española (Larousse Editorial 2000) La Infidelidad es: falta de fidelidad, especialmente en el matrimonio.
Principio del formulario

De acuerdo a otras las definiciones:
La Infidelidad es el incumplimiento del compromiso de fidelidad.

En su expresión más común, la fidelidad se engloba en un concepto sexual, esto significa que sólo se deben mantener relaciones íntimas con nuestra pareja.

Sin embargo, la infidelidad puede significar la rotura de cualquier compromiso que hayamos tomado libremente y que por cualquier circunstancia hayamos quebrantado.

La infidelidad sexual puede darse entre hombre y mujer, hombre con hombre y mujer con mujer.

Más allá del drama o el duro golpe a nuestra vanidad, a nuestro ego o a las legítimas ilusiones forjadas en pareja, la infidelidad sexual que se realiza sin la adecuada utilización del preservativo o condón puede traer como consecuencia la transmisión o el contagio de enfermedades, y en ocasiones, a pesar del correcto uso de éste, la transmisión de estas enfermedades se produce, a través del contacto de la piel, de la saliva etc.

Estas enfermedades pueden variar desde las que son dolorosas pero se pueden tratar con antibióticos, antivirales, analgésicos y antiinflamatorios, hasta aquellas enfermedades sexualmente transmitidas que son incurables y / ó mortales.

Entre las principales enfermedades transmitidas por vía sexual se encuentran:

La sífilis, la gonorrea, el chancro, el herpes genital, la tricomoniasis, el Papiloma Humano, la hepatitis B y C, el piojo púbico, la sarna y la infección por VIH que produce el SIDA.

La manera más efectiva de prevenir las infecciones de transmisión sexual es la abstinencia pero dada la dificultad para lograrla, algunos expertos concuerdan en que el sexo telefónico, la manipulación de genitales o masturbación y otras prácticas similares pueden llamarse sexo seguro, porque evitan el contacto de las partes del cuerpo o de los líquidos que pueden llevar a una transferencia o contagio, sin embargo, se recomienda que esta clase de actividades se realice únicamente por personas bien informadas y de amplio criterio.

A continuación comentaremos acerca de algunas enfermedades transmitidas por vía sexual y sus principales síntomas:

Iniciamos con la Gonorrea. En la mujer: produce secreción purulenta, sangrado inusual y dolor en la parte inferior del abdomen. O bien, puede no tener síntomas y sólo presentar ligeras molestias al orinar o tener poco de flujo.
En el hombre tarda dos a tres días después del contacto sexual para producir síntomas como dolor al orinar y secreción uretral purulenta verdosa.
La infección por gonorrea puede ocasionar esterilidad cuando no es tratada oportunamente.
Otra enfermedad transmitida por vía sexual es la Sífilis. Existen cuatro etapas por la cuales puede atravesar esta enfermedad si no es tratada a tiempo, conforme más avanza, más se complica. El primer síntoma es una llaga en la parte del cuerpo que entró en contacto con la bacteria al tener acercamiento, pasadas 3 a 6 semanas, aparecerá una erupción en todo el cuerpo, en las palmas de las manos, en las plantas de los pies o en alguna otra zona. Otros síntomas que se pueden sentir son fiebre leve, inflamación de los ganglios linfáticos y pérdida del cabello. Si la infección continúa se pueden sufrir serios problemas como trastornos mentales, ceguera, anomalías cardíacas y trastornos neurológicos que pueden llevar a la muerte.
Continuamos con el Papiloma Humano. La transmisión de esta enfermedad es principalmente por vía sexual, aunque puede contagiarse en piscinas, baños y saunas. Se presenta en la piel de las zonas genitales en forma de verrugas. Las lesiones son apreciables a simple vista o se pueden diagnosticar por observación de tejidos con un microscopio. Uno de los síntomas más importantes que sugieren la presencia de virus del Papiloma Humano es la irritación constante en la entrada de los genitales de la mujer con ardor y sensación de quemadura durante las relaciones sexuales.
Las lesiones de la piel que más comúnmente acompañan a esta enfermedad son pequeñas verrugas en el área ano-genital: cérvix, vagina, vulva y uretra (en mujeres); y pene, uretra y escroto (en varones). Pueden variar en apariencia (siendo verrugas planas o acuminadas), en número y tamaño, por lo que se necesita de la asistencia de un especialista para su diagnóstico y tratamiento; y no automedicarse. Las alteraciones en el cuello del ùtero que se encuentran al realizarse el Papanicolaou (lesiones o zonas infectadas por el Virus del Papiloma Humano), pueden desencadenar cáncer.
Por ùltimo Virus de la Inmunodeficiencia Humana. La infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, trae como consecuencia la disminución en la capacidad de respuesta del organismo para hacer frente a infecciones oportunistas originadas por virus, bacterias, hongos y otro tipo de infecciones. También son características de esta enfermedad, las complicaciones neurológicas, la pérdida de peso y el deterioro físico del paciente. La causa más frecuente de muerte entre infectados del SIDA es la neumonía. La mortalidad disminuyó mucho con la utilización de los medicamentos antirretrovirales pero son muy caros y difíciles de conseguir en las Instituciones de Salud.
El Virus de la Inmunodeficiencia Humana se puede transmitir por vía sexual, mediante el intercambio de fluidos vaginales, semen o rectales o también a través del contacto con sangre, tejidos o agujas contaminadas y de la madre al niño durante el embarazo mediante la placenta o el parto y la lactancia.

Debido a todo lo anteriormente comentado, se recomienda tener una sola pareja sexual. O si Ud. coincide con el poeta inglés George Herbert en que “El adulterio es justificable: porque el alma necesita pocas cosas; pero el cuerpo muchas”; o con el cantante, autor y compositor Joaquín Sabina en su frase: “Hay que ser infiel pero nunca desleal“, sugerimos la utilización del preservativo o condón sin excusa ni pretexto, en todos y cada uno de sus encuentros íntimos para evitar contagiar, transmitir o que le contagien alguna enfermedad.

Por otro lado, partiendo del hecho científico apoyado por Físicos Cuánticos, de que se atrae a nuestra vida lo que pensamos con más frecuencia, invito a todos a disciplinarnos en desear y pensar en una relación de pareja armoniosa y feliz, para que esto sea una realidad palpable.

Es muy importante recordar que a todo el mundo cristiano se le recomienda el perdón de toda ofensa o daño cometido en nuestra contra, sin embargo, si esto no nos es humanamente posible, debemos externarlo a nuestra pareja y llegar a un buen acuerdo, antes que vivir en el infierno del resentimiento, la venganza, la culpa o el odio.

Las Flores de Bach son una terapia alternativa que han demostrado ser un buen auxiliar en el tratamiento de emociones como los celos, la inseguridad, la culpa y el resentimiento.


Termino con tres frases más:

Una del gran Maestro Confucio que decía:

Lo que no quieras que otros te hagan, no hagas a otros.

Otra es del Talmud, libro santo de los judíos que dice:

Lo que a ti mismo te contraría, no lo hagas a tu prójimo,he aquí toda la Ley, el resto son solo comentarios.

Y por último, un pronunciamiento del llamado Libro de los Libros que dice:

No os engañéis... Todo lo que el hombre sembrare, eso también cosechará. Gálatas 6:7.






Suscríbete a nuestro Sistema Informativo,

Envia un mail con la palabra SUSCRIPCION,

(Suscribete aquí) Recibirás la información mas relevante de los acontecimientos que harán historia y tu podrás enterarte antes que nadie.









Gobernantes